Miguel mihura prosa y obra grafica  ba

Miguel mihura prosa y obra grafica ba.

Editorial:
CATEDRA
Año de edición:
Materia
Ficcion clasica
ISBN:
978-84-376-2139-5
Páginas:
1536
Colección:
BIBLIOTECA AVREA
-5%
47,95 €
45,55 €
IVA incluido
Sin existencias

En 1952 se estrenaba " Tres sombreros de copa " con veinte años de retraso. Treinta antes, Mihura había publicado -Tragedia breve de una señorita-, un cuento breve que permitía deducir el sentido del humor que precedió y acompañó a su teatro.
-Yo, que amo el refrito ùescribiría Mihuraù, he publicado en " La Codorniz " muchos chistes y artículos que había publicado hace quince años en " Gutiérrez " -. Osese este libro como lo que es: un repaso por su obra gráfica y periodística, que permite vislumbrar los estratos y materiales del humor que edificó su estilo. El lector tiene ante sí un singular museo de curiosidades: un leopardo aficionado a la música descriptiva, un cocinero de ocasos, una vieja a la que se le habían muerto todos los dientes, una lágrima que cae bajo las ruedas de un vagón y la destroza, un paisaje de arrugas muertas a planchazos, una nariz desagradecida que puede competir con la de Gógolà Estupenda la -Sección dedicada a explicar bien cómo sondeterminadas cosas: por ejemplo, -el metro-, que casi es una historia de cronopios, o -la hormiga-, cuyo principio recuerda -La esfinge- de Poe. Y las ingeniosas dilogías. Es conocida aquella de Jardiel: -Pasaron cinco minutos y dos aeroplanos-. Mihura escribe: -Después de hacerme esta reflexión y un siete en la americanaà-.
Museo que tiene además la ventaja de ser un espejo de la historia: alusiones más o menos picantes que Mihura hacía en 1925 no habría podido ùni queridoù hacerlas treinta años después. Personajes, lugares, situaciones, incluso textos, que años después renacerían en sus comedias. Curiosas premoniciones: ¡Y se quejaba Greta Garbo en el 29 de las -maquinitas de retratar!-. En su humor previó los pisos como cárceles; las ciudades como desiertos, como hormigueros o como infiernos; supo que todos los niños se estropean cuando crecen, y que -siempre que se viene de la guerra se pierde algo-. Juan de Mairena aseguraba que -el hombre es el animal que usa relojes-.

Otros libros del autor